En los no-venta

Ay, mira. Iba a escribir un anécdota en el que de púber le envié una carta manuscrita a Jim Carrey, gracias a que en la revista Súper Pop se publicó su dirección, y el me contestó con una foto suya firmada y dedicada igualita a la que comparto en este post. Una foto que llevé años pegada con airofinx en mi carpeta del insti. Y todo por este tweet de Jimina Sabadú, que me ha trasladado a los noventa, a cuando intuíamos nuestro don y la moda de ser positivos aún no había llegado y aún se podía decir QUE NO, aunque tú fueses Spielberg y ella una niña fantástica. Cuando aún se podía aceptar una respuesta negativa como un suceso genial. Ser correspondida, creo que se llama. Porque prefiero mil veces un ‘no’ a un ‘sí’ de quedar bien y luego pasar. Ay, supongo que en los noventa decir que no era más normal, pero era, ahora lo es no contestar un email o, peor aún, contestar con rodeos e hipocresía. O peor aún y todavía peor, ni contestar. Yo qué sé, ya sabéis que a mí lo de ser positiva por sentirme mejor me parece una chorrada, que prefiero encontrar el sentido a lo malo, a la constancia, aunque sea más jodido. ¿Cuánto hace que mi buzón de e-mail se ha convertido en algo tan comercial? ¿Dónde están los emails largos y manuscritos? ¿Los que te hacen latir el corazón? Hace unos meses empecé a escribir una Newsletter semanal con todo mi corazón, pero al ver que nadie me contestaba me desanimé mucho, era como demasiado squash. A ver, que tal vez vuelva a intentarlo. Y, aunque no venga al caso, os confesaré algo tonto que me afecta en el día a día: En mi gimnasio hay un cartel enorme en el que pone -> ‘Lo más importante es la constancia’ <-. Y lo miro y pienso en todo lo anterior. Y, aunque ya seamos mayores de verdad, esta obviedad es la que me anima, también en mi mundo de fantasía. No diré que seguiré luchando, diré que voy a intentar seguir viviendo con ilusión. Menos algunos días. ^—*_¡Mesa de Choi Byung Hoon!
 

Escena sobre el post:

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *