Un CD en el balcón

Deseo un no-deseo, me siento en el balcón y las piernas están blancas. No hace tanto calor como para quejarme y las suculentas casi no necesitan ayuda para estar bien. Nunca sé qué calcetines ponerme. Hay un gorrión dorado, es marrón. No te juzgo gorrión pero me haces compañía. Por eso no llevo calcetines esta tarde. El no-deseo es un poco pose, lo sé. Hace muchos años un profesor que tuve en la carrera vinculó el estilo al alma humana, siempre me acuerdo de esto cuando intento estar tranquila. Pero la calma es un logro que hay que deshacer, y me cuesta mirar hacia el cielo. Y es viernes y quiero estar mejor y vuelvo a las piernas que ocupan su lugar. Una y dos. Así no camino pero me tomo una cerveza fresca. Si pudiese al menos no seguir jugando a no pensar. La idea de salir fuera me aburre y quiero aburrirme como los monstruos de mentira. En nuestro marco vital. ^—*_¡A continuación del post 10 cosas que he anotado en el balcón!

 

10 cosas que he anotado en el balcón:

 

1) Las sillas como esqueleto externo.

2) Las ganas de no tener ganas.

3) La sobreposición constante de sucesos.

4) El número de teléfono como código de barras.

5) Los nuevos pintalabios mate pare este verano, me intrigan.

6) ¿Ya no se llevan los abrigos de verano?

7) Personalizar un recuerdo ajeno.

8) La hipocondría que generan los relojes cardiovasculares.

9) La cerveza como CD.

10) Echar de menos el presente.

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

2 Comments on “Un CD en el balcón

  1. Siempre me gustó muchísimo cómo escribes, pero creo que cada vez lo haces un poquito mejor.

    “Personalizar un recuerdo ajeno” es algo muy similar a lo que hacemos al leer, no? A veces cuesta un poco diferenciar los recuerdos propios de los adquiridos por “ósmosis” (lo que me hace pensar en la famosa cita de Gabo y también la película “Big Fish”).

  2. Yo sin embargo tengo ganas de salir fuera. Vamos bien con el “sodoku”. Supongo que no tardaré en sorprenderme a mí mismo. No puedo permitir que Cronos me devore sin piedad. Esta vez estoy decidido a ganar y empezar la cuenta atrás. Ellos estarán de acuerdo, casi seguro.

    Bona nit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *