Me lo creo todo

Imagino que a todos nos afectan los cambios, ¿sabíais que un traslado puede llegar a ser tan tremendo a nivel emocional como la muerte de un ser amado? La comparación es horrible pero alguien me dijo que era así y le creí. No es que vaya a cambiar de hogar, o que esté de luto, pero sí estoy viviendo un cambio cardinal. Cerca de un traslado contiguo. Para bajarme, llamo por teléfono a la montaña y le pregunto si todo sigue bien entre nosotros. A estas alturas acepto que el amor de pareja siempre será romántico para mí, y hasta me presta, como dicen en Asturias para decir que me gusta. Tremendo suena a terremoto y el verde es el color del azul. No tengo ni idea de nada más. Sólo de que, al final del día, las cosas que siguen igual me parecen imposibles de comprender y que su misterio se me antoja hermoso. Y me lo creo, me lo creo todo. ^—*_¡A continuación, en el post, 10 cosas que no cambian nunca y una canción divina!

 

10 cosas que no cambian nunca:

 

1) El polvo que se acumula cuando limpias.

 

2) La caligrafía de un niño pequeño.

 

3) Coser un botón, aunque sólo tenga un agujero.

 

4) Los objetos de cerámica que no se rompen.

 

5) El color naranja de la tierra vallesana.

 

6) Clavar chinchetas en lugar de tornillos.

 

7) Bailar mal.

 

8) Esconder un chicle en la vida.

 

9) Sentir que te mueres mientras estás viva.

 

10) Jugar, sin darte cuenta, con el portaminas.

 

Neil Young – Heart of Gold.mp3

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

One Comment on “Me lo creo todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *