Carrie Mathison

C7mpEGyX0AADrg5

¿Qué nos conecta con los demás? Una de las cosas que más me fascina de Carrie Mathison en Homeland es que la conexión que siente hacia sus seres queridos llega a un grado de intensidad tan elevado y sincero como nula es su empatía con las otras personas de la serie. Personas que hasta para ella son personajes, aunque la admiren o la odien, aunque interactúe con ellos y los tenga a todos en su cabeza, siempre. ¿Y sabéis que me fascina todavía más? Que las cuatro personas con las que Carrie conecta a lo bestia a lo largo de las seis temporadas suelen tener una parte oscura tan latente y humana como socialmente culpable, tan dark que casi nadie ve su luz. Como Brody, como Quinn, como nuestro querido Saul, a excepción de su hija. Tal vez, por eso, hasta la entienda en forma de ángel. A modo de mensajera. Con esto, supongo que en nuestra vida real también habitan personas que para nosotros, cuando estamos mal y/o desvelamos nuestros miedos a nivel experiencial, aparecen en forma de Carrie, o de ángel, o de le que algunos denominan como uno de esos amigos que puedes contar con la mano. Seres con las que conectas más allá del bien y del mal, que amas y que te aman más allá de cualquier juicio o error, aunque haya distancia, más allá del silencio que la vida exige. ^—*_¡A continuación una escena de Carrie Mathison cuando era púber!

 

Carrie Mathison antes de ser ella en Homeland:

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *