Quinn

e46586d2c35b9876303ad0d01a0eea47

Nuevo documento en blanco, voltereta y vuelvo. La sensación de vivir a trompicones me invade a partir de abril y hasta pasado mañana. Hoy ha sido un día de vuelta, uno de esos días que vives al revés mientras el mundo se pone derecho. En el coche, esperando bajarte en casa a modo de espía, en la caravana. Que no voy a entrar en política, aunque este fin de semana en los telediarios todo haya sido tan Homeland y todo haya sido tan igual. Joder. Que si Trump, que si el norcoreano, y que si está Carrie ante la no-ficción, ante mi realidad. Y luego está el ciclo, el cielo, la regla, la menstruación, otra guerra que vivir en paz. De lo mega-grande al cuerpo minúsculo, de la imágenes cinematográficas a las series, de la realidad contada al planeta Tierra. ¿Cómo hacéis vosotros para no mezclarlo? A veces, cocino tanto que paso hambre por sola, que ya ni sé qué es real cuando me lo trago. Suerte del amor, ay. Adoro a Carrie. ^—*_¡A continuación del post, 7 cosas que me bajan a lo real!

 

7 cosas que me bajan a lo real:

 

1) Cocinar para comer, raviolis con tomate de bote y pimienta.
 
2) Amar y leer a Rubén Lardín, de un modo parecido al comer.
 
3) Sentir que tu carcasa se ensancha.
 
4) Soñar expresamente, sin levantarte, despierta y haciendo que duermes. El faro.
 
5) Bailar como un prendedor de pelo. Vivir con el pelo largo emprendado.
 
6) Apretar un corazón para relajarte, por norma. No es un corazón si es un símbolo en forma de corazón. Apretarlo a nivel sexual.
 
7) Pedirme clemencia aunque sea hormonal.

 

 
*Adoro a Carrie, quiero muchísimo a Quinn.
 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

One Comment on “Quinn

  1. Pues yo desde ayer tengo la sensación de añorar a alguien que no conozco. Es cierto. No sé entonces si lo que añoro es una sensación. Pero es algo fuerte e intenso, y mi cabeza se empeña en centrar esa sensación en una persona, pero no conozco a esa persona, no tiene nombre ni cara. Cosas de abril, supongo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *