Una ficción real

pavvla-dadanoias
¿Qué es real cuando no intervenimos? Dicen que el tiempo pasa más rápido cuando el exterior deja de sorprendernos, tanto como cuando éramos niños. De allí que a partir de los treinta el tiempo empiece a volar, ese futuro en el que sin darnos cuenta dejamos de prestar atención a lo alucinante, y vivimos, y revivimos intentando asegurar los momentos a modo de galgo. Por eso, salir, romper, nos da tiempo para seguir. Este mediodía al volver del concierto de Jo Jet y María Ribot, de Pavvla, me he caído en medio de la Rambla de cercanías, por no mirar el suelo y pisar un cartel con el que he volado hasta las rodillas. En el suelo, dolor, y arriba. Como cuando aprendes a caminar de chiquitina y caerse no es más que una voltereta con abrazo final. Un salto alucinante con costra. Al llegar a casa me he curado la rodilla, una intervención real. He tarareado una nueva canción mientras cortaba esparadrabo con los dientes, a lo pit-roig, y me he preguntado si me estaba atreviendo de veras, a vivir, cuando he entendido que, como dice Sophie Calle: ‘Mi arte es una ficción real, no es mi vida pero tampoco es mentira’. ^—*_¡A continuación del post, dos canciones que me han encantado hoy en el vermut del Festival Independiente Embassa’t!

 

2 canciones que me han encantado hoy en el vermut de l’Embassa’t:

 

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *