¿Cuánto dura un Flashback?

dadanoias-hoy

Hoy he tenido un flashback que ha durado más de lo que debe de durar un flashback. ¿Cuánto tiempo debe durar un flashback para dejar de serlo? Al final me he centrado en esto para poder volver al presente y no caer en el recuerdo naïve. En la cápsula de los matices. Pues, supongo, que un flashback dura lo suficiente como para que no varíes el recuerdo tan real que te proporciona al ser experimentado. No ha sido agradable, claro que no. El inconsciente suele ser irónico. Por mucho que nos esforcemos, que decidamos pasar página, hay señales espacio-temporales que van más allá de cualquier intención. Aunque sea buena o sana. Como cuando ya no quieres algo que tendrás igualmente, porque ni siquiera es material. De pequeña me preocupaba mucho pensar que toda la humanidad respirábamos el mismo aire, una y otra vez, de unos pulmones a otros. A veces hasta intentaba dejar de respirar a ratos para tranquilizarme, justo al revés de lo que luego me explicaron que era la relajación. Pasados los treinta años sólo puedo decir que el número de flashbacks es mayor, y que por mucho que hayas madurado siempre serás inmaduro al vivirlos. Porque, ahora que lo pienso, tal vez su función principal no sea recordar. ^—*_¡10 flashbacks que tengo de manera recurrente, a continuación del post!
 

10 flashbacks que tengo de manera recurrente:

 

1) El techo del coche de mi padre cuando era pequeña, era como de moqueta, y me encantaba tocarlo.

 
2) En la piscina municipal de la ciudad, cuando era muy niña, haciendo ver que ya sabía nadar pero no sabía mucho y casi me ahogo.

 
3) El momento en el que sonó la alarma de incendios, durante la noche, en un hotel de París y no me quise levantar de la cama.

 
4) En un muelle de cemento junto al mar, en la Barceloneta, cuando entendí que ese chico con el que estaba no me gustaba en absoluto pero no se lo dije y le besé.

 
5) Cuando manché de chocolate el sofá de un ático en el que viví un año y supe que siempre parecería una mancha de sangre.

 
6) El momento en el que un invitado me preguntó porqué no tenía toallitas húmedas en el baño. Me impactó mucho y eso marcó mi relación con esa persona.

 
7) El día que le dije a un médico generalista que, por favor, me tratara con más cariño al hablar y él me pregunto ‘por qué’.

 
8) El día que no fui a una inauguración importante a nivel personal y me tomé una cerveza cuya etiqueta recuerdo romper muy lentamente.

 
9) Un peluche que había en la habitación del chico con el que perdí la virginidad, se lo había regalado una chica que no era yo.

 
10) El pintalabios rojo que me robaron en el raval y que la policía anotó de mentira en el papel de la denuncia.

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *