Entrevista mágica a Nader Sharaf

“‘Nader’ en Palestina se utiliza para referirse a algo que es poco común o que escasea” – le explicó el padre de Nader Sharaf a su hijo en mención a su nombre. Un nombre tan especial como la obra que hoy representa el Mundo de Nader, artista visual madrileño cuya sutileza e imaginación trasciende a cualquier formato u hora que pueda marcar el reloj. Trasladándonos al presente de nuestra percepción e invitándonos a entrar en sus ilustraciones de la manera inversa en las que fueron concebidas…^–*_aquí la entrevista!

 

Entrevista a Nader Sharaf:

KAHLO: ¡Nader Sharaf, qué nombre tan especial!
NADER SHARAF: A pesar de lo que mucha gente cree, Nader Sharaf es mi verdadero nombre. Mi padre es palestino refugiado en Amman y llegó a España después de cruzar en barco todo el Mediterráneo para cumplir su sueño profesional. Aquí conoció a mi madre y, después de otros hijos, nací yo.
Mi padre me dijo hace tiempo que la palabra “nader” se utiliza en su país para referirse a algo que es poco común o que escasea. El mismo nombre propio tampoco es muy habitual por esas latitudes.

 

 

 

K: ¿Cuándo supiste que ibas a dedicarte al arte visual? 

NS: Tener claro que iba a poder vivir de ello no lo he tenido hasta hace un par de años, cuando abandoné mi último trabajo para dedicarme enteramente a esto; y ni siquiera entonces sabía que iba a salir bien. No obstante, siempre he tenido claro que dibujar es lo que más me hace perder la noción del tiempo, algo que para mí es síntoma inequívoco de pasión y vocación. Durante años he dado muchas vueltas evitando enfrentarme al hecho de que ésto es lo que más feliz me hace, simplemente por el miedo que inflige pensar en consagrar la mayor parte del tiempo de tu vida a una misma actividad.

 

 

 

K: ¿Te gusta el café?

NS: Me encanta el café, pero el buen café, el que compro en grano y cuyo aroma inspiro recién molido. Para mí el café es toda una experiencia, un ritual para el que no me vale cualquiera. Es de las poquísimas cosas en las que me muestro muy tiquismiquis. ¡Y a pesar de ello, casi no lo tomo porque me acelera muchísimo!

 

 

K: ¿Cómo es tu estudio?

NS: Mi estudio se va construyendo poco a poco desde hace meses. Suelo tener a mano pilas y pilas de cuadernos y libretas, casi siempre a medio empezar, que han llegado hasta mí de formas muy diversas y cuya presencia me da una seguridad extraña y reconfortante. Me gusta rodearme de cosas hechas por otros artistas a los que admiro y tener a la vista todos mis materiales de trabajo aunque no vaya a utilizarlos. Además de buena música de fondo y una enorme taza de té verde.

 

 

K: La magia y el ilusionismo son elementos intrínsecos en tu obra. ¿Qué es lo que más te fascina de la vida?

NS: Que en el fondo no sabemos nada de ella y que, parafraseando a Kundera, no hay ensayos para vivirla porque el primero de ellos es ya la vida misma. Puede parecer desconcertante, pero es la clave para relajarse y ser más paciente e indulgente con uno mismo. Me fascina que no tengamos ni una mínima parte de las respuestas sobre porqué estamos aquí y a qué hemos venido, así como el hecho de que nadie esté en posesión de la verdad.

 

Me levanta mucho el ánimo ser consciente de la enorme complejidad de cada pequeña cosa que nos rodea. No es misticismo, es que todo es digno de ser observado hasta la extenuación y analizado hasta el infinito. Cuando se alcanza esa percepción de las cosas no hay hecho por mínimo que sea que no te fascine.

 

 

K: Además de Milan Kundera, ¿hay algún autor literario que te haya marcado especialmente?

NS: Hay unos pocos, pero entre ellos yo diría que sin duda Italo Calvino es el que más. Para mí era un genio absoluto y siempre que he leído alguno de sus libros he tenido que soltarlo y agitar la cabeza, como con incredulidad ante la magnitud de la inmensa obra que estaba leyendo. Era un magistral creador de imágenes, muchas de las cuales almaceno en mi cabeza.

 

 

K: ¿Y del mundo del arte?

NS: En general, lo que más me gusta son los artistas muy apasionados, esos a los que su estro les arrastra sin remedio a crear, sean de la disciplina artística que sean. Bacon o Barceló, por ejemplo, son algunos de los artistas que admiro por su pasión desmedida y salvaje hacia su trabajo.

 

 

K: ¿Llevas reloj?

NS: Nunca llevo reloj de muñeca, me molesta, y además en la sociedad en que vivimos es muy difícil encontrar un rincón donde no haya un reloj. El tiempo está muy presente vayas donde vayas, hay relojes por doquier marcándonos el ritmo, recordándonos que ya se nos está haciendo tarde para otra cosa. Para los relojes siempre es tarde.

 

 

K: ¿Qué simboliza el tiempo en tu obra?

NS: En mis dibujos, el tiempo es más una cuestión física. Lo que represento son instantáneas que dan paso a otra cosa donde yo ya no intervengo. Ese momento, a pesar de estar congelado, es siempre el presente, y cuesta referirse a él como “tiempo” porque no proviene de ningún pasado manifiesto ni va hacia ningún futuro explícito salvo, quizá, en la mente de quien los mira.

 

K: ¿Qué es lo que más ilusión te hace cuando acabas un dibujo?

NS: Que haya conseguido trasladarlo de mi cabeza al papel de la forma más fiel que haya podido. Y, si es posible, que el espectador haga ese mismo recorrido pero a la inversa.

 

 

K: ¿Qué representa el formato para ti?

NS: Antes mucho. Era para mí prácticamente determinante. Ahora menos. El formato no es más que un envoltorio, una forma de presentación que no desvirtúa en absoluto el valor de una obra, siempre y cuando se respeten las características del original. La gente le da mucha importancia al contacto con la obra original, y lo es, pero hay muchas maneras de disfrutar de una obra y es la sensibilidad de cada uno la que decide. Hay cuadros o dibujos que nunca he visto in situ, pero la emoción que me provocan es muy intensa.

 

 

K: ¿Bailamos?

NS: ¡Acepto encantado! Propongo bailar un vals acelerado con La Foule de Edith Piaf.

 

http://youtu.be/Ki5vBsGOhwo

 

 

K: Muchas gracias Nader, me ha encantado bailar contigo ^—^!!!

 


Palabritas clave del post:

  • nader sharaf
  • nader sharaf biografia
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

2 Comments on “Entrevista mágica a Nader Sharaf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *