pastillas cialis precio en farmacia venta cialis generico comprar cialis por internet sildenafilo cinfa 25 mg precio levitra 5 mg precio en farmacias genericos de cialis en farmacias
Abr
9

Author:

Comment

Con el caparazón del revés

Este blog pronto cumplirá 20 años, madre mía. ¿Cómo lo lleváis? Por aquí, el postoperatorio que vivo, al hablar con amigas y familiares, he descubierto que se parece al postoperatorio que pasáis muchas mujeres tras dar a luz con ciertas complicaciones. Pienso en vosotras, y siento la doble costura que suponemos juntas. Empecé este blog por instinto, en mi juventud de ternura, y aquí sigo por amor dadá. Sentada en un flotador amarillo, pero al fin con ánimos, y recuperándome de haber sido una tortuga al revés. Con el caparazón inverso, aprendo que lo bueno de enfermar es pensar, lo bueno de crear es descansar, y me da igual que suene a naÏve. La vida también es un gesto. Sentada sobre el vacío, con esta melancolía innata, pero sobre un salvavidas de broma. Mantener el ánimo es hoy nuestra vuelta de tuerca. Tengo miedo, pero el edema de mi vulva se deshace y no puedo más que pensar en el mar. Horas para mirar el techo, coser elefantes, cicatrizar, cine, literatura y paciencia. El tiempo no es lineal al sentirlo, con amor, desamor, y el respeto que ambos merecen. Porque cuando una está malita se da cuenta de lo invisible, con sus ventajas y decepciones. Supongo que lo importante, ahora mismo, es llevarlo. ^—*_¡A continuación un video que me anima y me da mucha esperanza ver sobre mujeres maduras que piensan en lo que le dirían a ‘su yo joven’!

Read More

Si ahora fuera una mujer joven:

Abr
5

Author:

1 Comment

Visita Perdita

Ayer tuve mi primera visita, que rima con Perdita, y me hizo una trenza y me regaló un mono de algodón que quita el hipo de bonito. Vimos una peli, miramos por la gran ventana, y decidimos que en cuánto pueda andar iremos a la exposición de Fina Miralles a Barcelona y de David Bestué en Lleida. Así no me apretará la entrepierna al andar, le digo sobre el mono, es comonodísimo y súper cuqui. ¡Claro, yo me he comprado el mismo de otro color!, responde. Jo, ¿cuántos años hace que somos amigas? Más de veinte. Toma, un elefante rosa para tu sobrinita. La ventana es grande y empiezo a andar y tengo ganas de dar, aunque suspiro con tristeza al explicarle cosas de mi ruptura amorosa. El pasillo es un rally y el baño se ha convertido en el mismísimo plantenarium, porque cada vez que hago pis veo las estrellas y tengo que lavarme en la ducha y secarme con el secador, hasta que se hace la noche, pero cada día a mejor. Y vuelvo a la soltería, y me emociono máximo cada vez que recibo un feedback de los últimos muñecos que vendí al cerrar la tienda, y no tengo ni idea de que voy a hacer dentro de dos meses, pero que importante la espera, mientras aceptamos la vidadá. Al acostarme, dishice la trenza en la almohada, de hada. ^—*_¡A continuación la canción del día, dedicada a Perdita!

Read More

You’ve Got a Friend in Me – Randy Newman ->

Abr
3

Author:

4 Comments

Cosida y elefante

Cosida y tambaleante. Lo último que vi antes de la operación fue a un anestesista gigante que me miraba fijamente a los ojos de fieltro mientras una enfermera me acariciaba la pata. Ya hace 20 días que desperté, y creo que empiezo a revivir, aunque ahora mi entrepierna parezca pasada por una peli de la primera época de Tim Burton. Luego, lloré muchísimo, y recordé que cerré la tienda de muñecos, que terminé con un amot incompleto, que mi hermana sigue confinada en la otra punta del mundo, y que aún no han vacunado a mi madre. Soy un elefante. Por suerte, les hice caso y me seco la entrepierna con secador, aunque dejé el lavabo lleno de sangre en el primer, segundo, y tercer pis post-operación. He aprendido a caer bien cuando me mareo. Así que, una vez en casa, me puse a coser elefantes estirada en la cama, y a tope con filmin desde el móvil. Cuatro elefantes, cinco elefantes, seis elefantes, visita al ginecólogo, y más elefantes. Me tambaleo al andar y todavía no he podido salir a la calle, pero ahora por lo menos ya sale el sol en la mano. Escrito desde mi iDit. ^—*_¡Gracias por vuestro cariño y ánimos, que todas y todos los necesitamos! *A continuación la canción del día, muy bruja.

Read More

Mar
18

Author:

2 Comments

Tras el cristal de Dudú

Obichuelo espera, a tres patas, delante de la puerta, tras el cristal de Duchamp. Algo buenísimo va a pasar, alguien va a venir, tal vez sea el futuro inmediato. En el fondo, estamos todas igual, desde la pandemia que andamos cojas, esperando una apertura y migas, una visita burubja, un abrazo sin gafas, un bretzel sin gel . ¡Qué ilusión y qué duro! El sábado me hacen la PCR para poder operarme el lunes, acabo de hablar con el anestesista por teléfono, parece que todo va bien. Obi, al andar con tres patas, da mucha pena cuando paseamos por la calle, los dos súper lentos pero con sus árboles favoritos, y con mi dolor endeométrico. ¡Pobrecito, va cojo!, me dicen desde la distancia social. Pero él es feliz, porque tiene tres patas fuertes. En el fondo, sé que a partir del lunes no podré andar como antes durante unas cuántas semanas, que nos pilla mal, pero que ya no viene de aquí, ‘ja no ve d’aquí’ que decimos en catalán. Así que nos hemos acercado a la mejor tienda de telas de Sabadell, el Cosint-Cosint, hemos comprado dos metro de William Morris y nos hemos preparado un post-operatorio de aúpa y dedal. Mi madre, pelo-nube para las amigas, me ha regalado una bata blanca súper tierna para el post-todo ; y ,con mi padre, intelectual y sincero, mañana lo celebro todo, su santo, mi cumple, la vida. Obichuelo se va a la cama, ahora mismo, caminar a tres patas no es un problema real. ^—*_¡A continuación la canción del post, de Rozalén, para las dos!

Read More

Para los Dos:

Fino y Personal

Con el caparazón del revés

viernes, abril 9, 2021

Este blog pronto cumplirá 20 años, madre mía. ¿Cómo lo lleváis? Por aquí, el postoperatorio que vivo, al hablar con amigas y familiares, he descubierto que se parece…

Read More

Enhebrar la vida

sábado, febrero 27, 2021

El dedo anular ha comenzado su camino hacia la deformidad, al pasar tantas horas cosiendo los hilos se entrelazan con el deseo. En mis manos, siento el amor…

Read More