nov
20

Author:

5 Comments

Eat the post

dadanoias uno Eat the post

Desde que, desde que mis posts son efímeros que me estoy quitando presión. No sé cuánto durará esto, os pido disculpas, pero por ahora es como lo siento, y ya comprenderéis que al igual que los pensamientos no son permanentes mis posts de ahora tampoco. Pensemos en lo efímero, aunque en Internet parece que todo vaya a quedar grabado para siempre en realidad no es verdad. Excusas, lo sé. Las excusas sirven también para atreverse a hacer cosas que de otro modo no harías, para escribir palabras que de otro modo no dirías. Hoy he estado escuchando a Kate Brush, hoy he tenido un buen día en la oficina, he sonreído y he disfrutado más que de costumbre. Luego, tal vez como consecuencia, mañana he quedado con Venus O’Hara y más tarde con Kano, esto me hace feliz porque así mañana sí que será viernes de veras. Y lo más bonito, el sábado me voy a la montaña a andar. ¡A andar! A ella no la conozco aún pero a Kano sí, y qué decir de él, ay mi querido amigo (jueves 21 de noviembre de 2013, justo hace un año). Él me recuerda a Goethe, ya le he dedicado muchos posts. Pero, sinceramente, lo más romántico de los jueves supongo que es esto: Lo que aún es efímero, la ilusión del barro. ^–^! Read More

 

Lista de un jueves desde que termina…

1) Los milímetros de un regla detrás de la rodilla.
 
2) He visto a una chica guapísima en el tren, hay muchas mujeres guapas en el tren. Muchas más que hombres.
 
3) He decidido no volver a contestar jamás a quien no se lo merece.
 
4) Me pregunto qué estará haciendo mi vecina del frente ahora mismo.
 
5) No conozco a nadie que lleve una página porno pero tengo preguntas.
 
6) El ébano suena muy bien.
 
7) Podría ser que el siete de alguien fuese mi tres.
 
8) Me hacen gracia cosas que no me creo.
 
9) El que se siente bienvenido es que lo es, dentro de un dentro.
 
10) El botón ‘CE’ de la calculadora es el ‘Me gusta’ de Facebook.

 

 

nov
10

Author:

5 Comments

En el tren

chihiro on train En el tren
Últimamente escribo y no lo publico o escribo lo publico y lo borro. Cada vez más siento mi intimidad como un regalo y cada vez más me gusta saborearlo en silencio, como cuando llego de tren a casa, como cuando en ese preciso trayecto de tren todo el vagón nos ponemos de acuerdo para hacer el viaje en silencio. Entonces sólo se oyen la vías y el viento y las puertas de algunas estaciones, no todas. Adoro cuando eso sucede, cuando no hace falta que me ponga los cascos de música para imaginar que afuera todo sigue. Como en el tren del Viaje de Chihiro. Hoy el hombre que iba sentado a mi lado era muy grande, llevaba cazadora de cuero y creo que estaba angustiado, la mujer de delante leía sin parecer más inmersa en la lectura que en el propio pasar de páginas. Eran páginas gruesas. La otra gran mayoría, como en todos los trayectos, usaban su mano cyborg para mirar Internet o el WhatsApp. El hombre angustiado, para mi sorpresa, no miró ni sacó su móvil en los 40 minutos de camino. Eso me extrañó. Ahora si estás angustiado lo normal es mirar el móvil, pensé. Y me temí lo peor, o alguien ha muerto y le echa de menos o le han robado el teléfono o tiene un plan muy loco. Creo que no lo sé. Sí, el gigante de mi lado era muy grande hoy y yo casi no podía moverme pero estaba contenta de que todos estuviéramos allí, la señora lectora, el grande, los cyborgs y hasta el final del trayecto. ^—*_Este post no es interesante pero ha sido real. Read More

 

 

 

oct
28

Author:

2 Comments

El Antifaz de México

antifaz-plantilla

Recuerdo México como un sueño, justo hace un año pasé un mes entero por sus lares y hay días, momentos de luz, mariposas gigantes, barberías y conversaciones que jamás olvidaré, que se irán conmigo a la tumba. Que se quedarán siempre en mi Campo Santo, el día antes de que llegase cantó Julieta Venegas en el Hay Festifal de Xalapa. Me acuerdo de los calcetines de Santiago Valenzuela, de la fascinante comida con Harold Bloom, del taxista bizco hasta el fin del mundo, de Andrés Newman hablándome sobre el orgasmo femenino, de Alejandra Alarcón y su Fló, de una ducha llorando al escuchar Nacho Vegas, del patio de Frida Kahlo, de las mexicanas con pelo seapunk, del guía Luís en Teotihuacán enseñándonos a pintar con pétalos de flor, de Arturito y su sonrisa gigante, de las calaberitas dulces del Mercado de Sonora, de los muertecitos. Muertecitos todos y tan bien. Volví el 2 de noviembre de 2013 y allí me quedé también. Creo que lloré cada día, era tanto, era tonta, era el mejor Museo de Antropología del mundo, era tan y era tanto que me quería morir de gusto, de emoción y de medio. Si sientes mucho y estás en México es un peligro onírico hecho realidad, por supuesto que me hackearon la Visa y por supuesto que grité de placer y de muerte, con furgonetas llevando palmeras y atravesando el D.F. Volveré, con bastón y a escribir. ^—^_¡Viva la vida! Read More

México es…

antifaz mexico El Antifaz de México
1) Spanking en estado puro.

2) El erotismo pintado en colores.

3) Lo gigante en una furgoneta.

4) Cumpleaños de mañanitas.

5) Aztecas con purpurina.

6) Un lago de tierra.

7) El amor pasado a la acción.

8) Los juguetes viejos de un japonés.

9) Siete veces el cielo.

10) La ruptura de un sueño eterno.

 

Y lo demás me lo guardaré:

oct
23

Author:

4 Comments

¿Con quién estaré?

dadanoias-preguntas

De pequeña, algunas noches, cuando mis padres me mandaban a la cama pero yo ya era lo suficientemente mayor para no dormirme recuerdo que a veces, ya estirada pero con los ojos bien abiertos, me dedicaba a imaginarme de ‘adulta’ e inmediatamente intentar ponerle cara al que sería el amor de mi vida futura. Por entonces ya sabía que no iba a ser la mujer de nadie del colegio, no. Y recuerdo muy bien que hacía como una especie de Random Faces inventadas, lo que ahora sería el Tinder, pero en plan Disney. Me daba igual rubio que moreno, alto que bajo, me gustaba pensar que en algún momento acertaba, pensar que mi amor del futuro sería alguien mágico, con el que podría volar y hacer juntos todo lo que nos diese la gana. Casi nunca me imaginaba sola o con mi perro Obi o cenando en silencio. Era una niña romántica y punto, porque en la infancia los niños piensan mucho en cuando se harán mayores y en su futuro amoroso, sobretodo en el ‘amor de pareja’ teniendo en cuenta nuestra educación. Por lo cual el Tinder, si lo analizamos bien, no es más que un sueño infantil hecho realidad. Read More


dadanoias preguntas ¿Con quién estaré?

Hoy aprovecho para saludar a esa niña tan soñadora de finales de los 80’s para contarle cómo van las cosas por aquí, la pillo en una de esas noches en las que no quería dormirse sino imaginarse de mayor y le cuento que lo que hace de imaginarse caras en plan Random  actualmente se ha convertido en una App muy exitosa que se llama Tinder y que en realidad es una chorrada, le digo: podrías haberte hecho rica si por entonces hubieses creído en la idea en sí. Bueno, para eso tendría que explicarle que existe Internet, pero que ella en cambio de inventarse alguna red social escribiría en un blog, y que lo de la filosofía Random ha sido el futuro de ese Internet que en realidad no me da tiempo de explicarle bien, porque es demasiado pequeña. Pero continuo un poco más y le digo que Facebook también se creó con una filosofía Random. Claramente no entiende nada, tengo poco tiempo y no es eso lo que importa. Se me queda mirando muy extrañada y me dice:

-Vale, no te entiendo. ¿Pero, estaré bien cuando sea tú? ¿Con quién estaré?

Madre mía con la niña que fui,  ¿qué le digo yo ahora? Sé que desde mi niñez lo que más le importa es ‘con quién estaré a nivel sentimental’, está un tanto obsesionada. Claro que tal vez no tendría que haber venido a hablar con ella en su momento Random nocturno. Ni siquiera me pregunta por el nombre del blog, o qué es eso, qué más le da. Hay cosas más importantes y tiene razón.

-No se está bien ni mal, pero sí que es más guay ser adulta. Estarás mejor. -le digo. -Y una cosa es segura, seguirás contigo misma. Estarás viva. -eso, pienso, tiene que animarla mucho.

-¿Queeeeé? ¿Qué haré, a qué me dedicaré? ¿Con quién estaré?

-Escribirás cada día, cada noche, te gustará mucho.

-Ya sé escribir, he escrito un cuento. -parece orgullosa, sé que lo está.

-Lo sé, a ver si lo guardas mejor. No tires nada de lo que escribas.

-Vale. –sonríe.

Aquí ni siquiera sabe que esto no dependerá tanto de ella como de los cuatro traslados de casa que se le avecinan en poco tiempo y en los que irá perdiendo la mayoría de sus tesoros más preciados de entonces, así como parte de sus recuerdos más malos, pero tenía que decírselo igualmente. Escribir es importante para las dos.

-¿Pero estás con alguien, o no?

-No, pero el erotismo tendrá un gran papel en tu vida.

-¡Oh! ¿Pero por qué no estaré con nadie?

-Bueno, tienes treinta años, no sé si más adelante lo estarás.

-¿Treinta años, ya? ¡Qué vieja!

-Tendrás unas sobrinas preciosas, las querrás tanto que no te lo vas a creer. Es mágico.

-¡Toma, se lo diré a nuestra hermana! ¿Y yo no tendré hijos míos?

-¿Tú? De momento no.

-Pues ya eres muy vieja. ¿No? –parece que se va a poner a llorar. -¿Es que nadie me querrá?

– No tiene nada que ver que te quieran o no te quieran para tener hijos.

-Pues vaya mierda.

-¡Nooo! ¿Sabes que tendrás un galguito precioso?

-¿En serioooo?

-Sí, se llama Oberón por el Rey de las Hadas. Y te encantará el arte y podrás leer toooodos los libros que quieras y ver películas increíbles y tendrás amigas de verdad, no como las del cole, y te gustará tu trabajo y vivirás sola como te de la gana. Además, ya habrás publicado un libro, y estarás escribiendo otro, y aunque no tengas novio podrás seguir soñando y siendo romántica, aunque de un modo distinto.

-Le llamaré Obi, a Oberón digo. -está muy emocionada por lo del perro, se queda callada y sigue.- Pero, ¿por qué seré distinta soñando y siendo romántica?

-Pues porque tal vez lo más importante no sea tener novio cuando seas yo.

-¿No quieres un novio? ¡Yo quiero que tengas novio!

-La verdad es que ya no lo quiero con tu inocencia, así que supongo que la respuesta es que no. No ‘quiero’ un novio. Las personas no son cosas ni ilusiones, no podemos idealizarlas así, de modo que las personas no se pueden ‘querer’ en el sentido en el que me hablas y te lo imaginas ahora. Si quisiera un novio así estaría en Tinder y ni loca. Con el tiempo aprenderás que no es necesario tener pareja para ser feliz o estar bien, que se puede vivir de muchas otras maneras.

-Bueno…

-Ya sé que suena duro, y te lo pasarás mal en este sentido pero te prometo que los peores momentos pasarán. -ahora soy yo la que me pongo triste al ver como se pone a llorar. -Lo siento mucho.

-No pasa nada, no es culpa tuya.

-Ni tuya. -y yo también rompo a llorar porque me gustaría ayudarla, por el trastorno que supone un viaje en el tiempo así, y siento que no me haya atrevido a preguntarle nada. Ni por el cuento que escribió, como si el futuro fuese más importante. Es más lista que yo, tal vez por eso, y por eso tengo que hablar más con ella. A la próxima le hago yo las preguntas.

-¿Y te quieres? -cambia de tema, como siempre he hecho. Las dos usamos mucho el ‘y’.

-¡Jaja! Sino no estaría hablando contigo mi niña.

 

Neil Young – Heart of Gold.mp3

 

Erótico

Seiichi-Hayashi

¿Cuándo fue el último?

Lunes, septiembre 29, 2014

Dicen que el juego erótico comienza justo después del último orgasmo. ¿Cuándo fue el último? Cuando era ya de noche, ese día que comimos bocadillitos del Mauri, ese…

Read More

dadanoias123

Dime algo bonito

Miércoles, septiembre 24, 2014

Cariño, ven. Siéntate delante de mí, en esta silla. ¿Para qué? Tú siéntate. Vale, ya está, pero estaba escribiendo. Calla. Durante un buen rato él se la queda…

Read More