mar
14

Author:

Comment

Seis, seis de series

series-dadanoias

Cuando coso escucho series. Y, a veces, hasta le doy al botón de pause y veo mis escenas favoritas, como cuando de pequeña pensaba que al apagar la tele también se paraba el tiempo en su interior. El hecho es que, como sigo muchas series porque le doy mucho a la lana, hoy voy a dedicar el post a 6 series del momento que me están encantando y que, tal vez, os puedan interesar. Como son Fleabag, Legion, The OA, This is Us, Big Little Lies y Girls. Sin spoilers, pero con una breve introducción sentimental para que os hagáis una idea de si os pueden gustar o no, a continuación del post. ^—*_¡Se aceptan recomendaciones de ahora! Read More

 

Seis series que os obligaría a ver ahora mismo:

 

1) FLEABAG

Fleabag-serie-británica-crítica

Si Lars Von Trier formase parte del equipo de una serie seguramente esta sería perfecta. ¿Por qué? Porque a veces recuerda un poco a su trilogía de ‘Nymphomaniac’, por su crudez ante lo más bonito y lo más triste de nuestras vidas. La historia de una treintañera tirando a largos que, por algún motivo que el espectador ya descubrirá, vive su vida sexual y familiar de un modo tan obsceno como real, de un modo trágico-cómico, desde un punto de vista salvaje y educado a la par, muy británico todo. Una dualidad vital que, tal vez por esto mismo, evoca a lo hiperreal desde el humor más oscuro. Jolín, tenéis que verla.

 

2) LEGION

367169

Voy por el capítulo 4 y ya soy mega-fan. Por fin una historia de Marvel a la altura del género serie. Con una carga filosófica que roza lo cósmico, y unos personajes tan enfermos que bien pueden ser súper-héroes. Contando con una agudeza videoclipera que quita el hipo de bonita,   y unos diálogos que bien podrían ser de cuento de hadas, de uno muy macabro pero genial. Con un trato exquisito del subconsciente y sobre lo que creemos ser o somos, sobre lo que podemos ver y vemos. En serio, ya muero por el quinto.

 

3) THE OA

OA-Mid-Recap-2

Escribí un post entero sobre la serie (sin spoilers) aquí. The OA es una serie tremendamente subjetiva, contemporánea y hasta me atrevería a escribir femenina. Escrita y dirigida por su propia protagonista,  Brit Marling, es todo un viaje temporal a nivel psicológico, en el que se mezcla pasado-presente-futuro, con la violencia y amor que eso implica. Como un trauma hecho realidad. ¿Lo más bestia? Que después de verla ya no eres la misma persona.

 

4) THIS IS US

thisisus

El primer capítulo piloto de This is Us es un juego tan redondo, tan perfecto en su guión, que ya no puedes dejar de amar a sus cinco protagonistas a través del tiempo. Una oda a los treintañeros, aunque de distintas generaciones, pero treintañeros ante y por sobre de todo. Cada uno con sus dilemas, vidas a corto-largo plazo, y problemas vitales entorno al concepto de la adaptación. Un juego magistral en el que los giros no dejan de emocionarnos. Lo reconozco, estoy enamorada de Milo Ventigmiglia.

 

5) BIG LITTLE LIES

big-little-lies

Es una serie que me recuerda a Twin Peaks. Con un reparto de infarto, incluyendo a Nicole Kidman y Laura Dern, y una premisa tremenda como es: ‘alguien muy importante ha muerto y queremos saber todo lo demás’ (no es spoiler, es premisa de la serie). Una crítica social muy potente, aunque esto no es lo que más importa, y una atmosfera salvaje que va directa al inconsciente. Capítulo que veo, sueño que tengo.

 

6) GIRLS

girls-dadanoias

Voy por la sexta temporada y estoy encantada. Siempre me ha molado que sus capítulos fuesen de algún modo independientes a los otros, por lo que no hace falta que hayas visto temporadas anteriores, aunque ayude. Lena Dunham es puro ingenio, ¿qué os voy a decir que no sepáis ya? Cada capítulo plantea un tema vinculado a la mujer contemporánea que de tan próximo llega a incomodarnos, y de tan lejano nos hace cómplices. Ay, no quiero que se acabe.

 

Ay! Ay….

 

 

mar
7

Author:

1 Comment

Estar cansado y amar

Sofa5-gorey

Estar cansado es una sensación vinculada al tiempo. Se puede estar cansado como consecuencia o sentir cansancio como síntoma. Por hacer el amor toda la noche o por tener anemia. Por repetición o por tensión. Estar cansado es un estado del Romanticismo. Una sonrisa horizontal a través de la cual sentir que ya no puedes más. Ni con tanta belleza, ni con tanto de todo. Como las ojeras que Edward Gorey recalca en sus protagonistas cansadas. Una línea en la que te estiras, ocupando su significado real, moviendo ligeramente los brazos hacia arriba y dejándolos caer de golpe. Estar cansado es cansado. Un colchón que imaginas. Como cuando un niño pequeño empieza a contar y te pregunta cuándo se acaban los números. Una sobreexplicación de ti mismo cuando el final, de lo que sea, está más lejos de lo que llegas a entender con el cuerpo. Produciendo quejas y textos y frases de ‘quiéreme’ o ‘déjame’, alternativamente. ¿Lo bueno de estar cansado? El amor. ^—*_¡Ay, a continuación del post 10 cosas que siento cuando estoy cansada! Read More

 

10 cosas que siento cuando estoy cansada:

 
1) La espalda en el pecho.

 
2) El rímel del día anterior al pestañear.

 
3) Que no hay nada mejor ni peor que la textura de una moqueta.

 
4) Los dientes más separados.

 
5) La culpa del día de la semana.

 
6) Los leds en el interior de las uvas.

 
7) Las esquinas más altas.

 
8) El remordimiento al andar descalza por el pasillo, vestida.

 
9) Los colores menos saturados.

 
10) Un bastón en cada pierna. Con empuñadura de boca.

 

 

mar
6

Author:

1 Comment

La superficie del ser

Valentina-di-Guido-Crepax

¿Sabes cuando escuchas tu voz en un vídeo o audio y no la reconoces? Hoy he pensado que, en realidad, con la proyección de nuestro propio cuerpo sucede algo parecido. Porque nuestras piernas las vemos siempre desde arriba y nuestras manos nunca más lejos de lo que podemos estirar el brazo. Por no hablar de los pies sobresaliendo de la espuma de la bañera, las rodillas en la playa, o el cabello cuando lo llevamos largo y roza nuestros hombros por casualidad. Tal vez, de aquí parte esta moda del selfie, que Claude Cahun ya practicaba en el siglo pasado, o que Valentina insinuaba en los cómics de Crépax. Los retratos se vuelven ajenos al protagonizarlos. O tal vez no, tal vez todo sea superficialidad. Nuestra propia concepción del ser, como seres físicos y auditivos, con cuerpo y voz, la superficie del ser. Zonas que sólo nosotros somos capaces de ver desde dentro hasta que crecemos como especie, como niños y como personas, y descubrimos el eco, los espejos, los audios de Whatsapp, Instagram. Verse, escucharse, desde fuera, es una experiencia extraña. Pintarse los labios sin espejo. Ningún sinónimo podría substituir ‘extraña’ por mejor que sonora. Como cuando hace buen tiempo y no hay mejor metáfora que ésta. En el exterior, para los demás, para ti desde fuera, aunque entendiéndolo desde el interior. Como cuando lees un libro y no reconoces a la autora, porque podrías ser tú misma, como al leer ‘Las Chicas’ de Emma Cline. ^—*_¡A continuación del post, 10 percepciones externas que no reconozco de mi cuerpo! Read More

10 percepciones externas que no reconozco de mi cuerpo:

 

1) Las uñas cuando crecen. Cuando mueres no es que sigan creciendo, es que al deshidratarse el cuerpo parece que sean más grandes.

 
2) Sólo soy capaz de ver la punta de mi lengua si miro hacia muy abajo, a veces bizca, del resto no me acuerdo.

 
3) La espalda, con ella sucede como con el pasado.

 
4) Los pezones. Una tiende a pensar que los suyos son los más normales, los ‘estándar’, pero en secreto.

 
5) La parte de atrás de la rodilla, donde clavamos la otra rodilla al pensar.

 
6) El ombligo y su huella dactilar.

 
7) Los agujeros de la nariz, con pelos en su interior. Lo fuerte es que sirvan para respirar, tan pequeños y huraños.

 
8) La tráquea. Mientras la pronuncias.

 
9) La separación entre la piernas.

 
10) Los brazos mezclados con un cuerpo casi igual que el tuyo pero fantástico. Ay.

 

 

mar
2

Author:

Comment

¿Cuánto dura un Flashback?

dadanoias-hoy

Hoy he tenido un flashback que ha durado más de lo que debe de durar un flashback. ¿Cuánto tiempo debe durar un flashback para dejar de serlo? Al final me he centrado en esto para poder volver al presente y no caer en el recuerdo naïve. En la cápsula de los matices. Pues, supongo, que un flashback dura lo suficiente como para que no varíes el recuerdo tan real que te proporciona al ser experimentado. No ha sido agradable, claro que no. El inconsciente suele ser irónico. Por mucho que nos esforcemos, que decidamos pasar página, hay señales espacio-temporales que van más allá de cualquier intención. Aunque sea buena o sana. Como cuando ya no quieres algo que tendrás igualmente, porque ni siquiera es material. De pequeña me preocupaba mucho pensar que toda la humanidad respirábamos el mismo aire, una y otra vez, de unos pulmones a otros. A veces hasta intentaba dejar de respirar a ratos para tranquilizarme, justo al revés de lo que luego me explicaron que era la relajación. Pasados los treinta años sólo puedo decir que el número de flashbacks es mayor, y que por mucho que hayas madurado siempre serás inmaduro al vivirlos. Porque, ahora que lo pienso, tal vez su función principal no sea recordar. ^—*_¡10 flashbacks que tengo de manera recurrente, a continuación del post! Read More

 

10 flashbacks que tengo de manera recurrente:

 

1) El techo del coche de mi padre cuando era pequeña, era como de moqueta, y me encantaba tocarlo.

 
2) En la piscina municipal de la ciudad, cuando era muy niña, haciendo ver que ya sabía nadar pero no sabía mucho y casi me ahogo.

 
3) El momento en el que sonó la alarma de incendios, durante la noche, en un hotel de París y no me quise levantar de la cama.

 
4) En un muelle de cemento junto al mar, en la Barceloneta, cuando entendí que ese chico con el que estaba no me gustaba en absoluto pero no se lo dije y le besé.

 
5) Cuando manché de chocolate el sofá de un ático en el que viví un año y supe que siempre parecería una mancha de sangre.

 
6) El momento en el que un invitado me preguntó porqué no tenía toallitas húmedas en el baño. Me impactó mucho y eso marcó mi relación con esa persona.

 
7) El día que le dije a un médico generalista que, por favor, me tratara con más cariño al hablar y él me pregunto ‘por qué’.

 
8) El día que no fui a una inauguración importante a nivel personal y me tomé una cerveza cuya etiqueta recuerdo romper muy lentamente.

 
9) Un peluche que había en la habitación del chico con el que perdí la virginidad, se lo había regalado una chica que no era yo.

 
10) El pintalabios rojo que me robaron en el raval y que la policía anotó de mentira en el papel de la denuncia.

 

 

Erótico

20 cosas que sí, ahora

Miércoles, marzo 30, 2016

Hoy, como si tuviera 16 años o así, aunque perdí la virginidad a los 18, he buscado en Google posts sobre el placer masculino extremo. Eran posts tan…

Read More

dada

Autorretratos de plomo

Jueves, febrero 11, 2016

Lo que más me fascina del cuento del ‘Soldadito de Plomo’, desde pequeña, es la crueldad con la que se define el amor romántico por excelencia. Ese amor…

Read More