ago
23

Author:

7 Comments

Se avecina un cambio en dadanoias

dadanoias-00

Ya sólo quedan unas semanas para que este blog cambie de diseño y, en cierto sentido, de rumbo. Para presentar un mundo nuevo y animal que he estado creando, escuchando, con las manos y muchos sueños hasta hacerlo realidad. Este último medio año definí los patrones de mis sueños, este fin de semana terminé la nueva imagen gráfica, empieza a estar todo ‘ya casi’, casi listo… Me da la sensación de que nunca terminaré del todo, de que siempre será ‘un bosque encantado’ con personajes nuevos, pero este final de verano os presentaré a sus primeros habitantes, esto es así. Por el camino, el proceso de creación que dirían algunos, he descubierto muchas cosas nuevas y antiguas y me he despedido de muchas otras. Lo más bonito es que todo esto que viene en breve es de corazón, lo bueno, muy bueno, y un poquito lo triste, que se representa en este adiós parcial de lo que ha sido el blog hasta ahora. Toda bienvenida tiene un adiós, este adiós que se acerca para siempre jamás. Y esto también tiene que ver con el concepto de ‘dadanoias’ hasta hoy, que se despide en parte pero no literalmente. Que seguiré escribiendo pero será distinto… ¡Qué ya me dan hasta vergüenza esos autorretratos de la cabecera que veis justo ahora (una cabacera a la que le quedan semanas para desparecer forever)! Porque yo ya no soy esa que aparece arriba, que sí lo fui en su día, pero ya no. Pues he viajado por dentro y un poco por los alrededores y algo muy nuevo ha surgido en mi vida, un mundo que he cosido a mano y a consciencia. Tengo tantas ganas de enseñároslo, y tanto, tanto que también tengo ese tanto de miedo. Ay, el miedo. No es siempre fácil mostrar algo nuevo en ti hacia el exterior pero creo que ya estoy lista o preparada al menos para este próximo lanzamiento en septiembre. Estos últimos años he aprendido que los juicios no ayudan a evolucionar, tampoco ser tan autocrítica, e intento pensar que ha sido algo que hemos aprendido juntos, con el tiempo, con los años, también por aquí. Jolín, si es que nos hemos hecho mayores juntos en tantos sentidos que se me hace súper bonito saber que la magia sigue de todos modos, que todavía disfrutamos de lo naïve, entre la emoción y la razón, más la emoción, que seguimos creciendo juntos, cambiando y disfrutando de lo que ahora creamos. ¿Quién me iba a decir hace un año que mi sueño sería tan artesano? Pero, en verdad, tiene sentido, un sentido intuitivo, transgénico, de latido. Lo veréis. Lo tiene, como escribir. Será algo animal, lo nuevo. ^—^_¡He creado esta Playlist para la ocasión!

Read More

 

Un avance inspiracional de lo que os presentaré este septiembre:

Elis Regina – Como Nossos Pais.mp3

ago
11

Author:

2 Comments

Chica Chica Boom Chic

petulayeye

Esta tarde Pétula Yeyé y servidora hemos esperado un autobús que nunca llegó, como en Ghost World pero con años de calado, aunque fuese el mismo autobús que un día nos llevará… Nuestro autobús. En el barrio del Carmel, había una cama deshecha en la parada, de verdad os lo cuento. Y, es curioso, porque la última vez que nos vimos fue en la expo de Sophie Calle en Barcelona, con la obra del colchón incluida. Y creo demasiado en las señales para que esto no importe y me haga sonreír de bonito. De Pétula Yeyé, mi Carmen Miranda particular, mi Chica-Chica-Boom-Chic, me chifla la sensibilidad que desprende, la quiero mucho a su manera, me enternece y me deshace ante tanta dulzura del ahora. Ella, a la deriva, es una mujer dulce, chispita, hermosa. Es de esas personas en tu vida que sabes que está, que está de verdad, que aunque esté en la otra capital del mundo sigue siguiendo, con sus manitas preciosas, casi ilustradas. Que, ella, como os cuento, es tan respetuosa con la intimidad de una y de la otra que te deja ser libre aunque de tan libre parezca fantasía. Pero una fantasía real, con sus cosas. Ay, y el autobús que no llegaba nunca… Ese otro al que luego nos subimos sin saber muy bien hacia dónde, para volver a lo conocido, porque El Carmel será nuestro cómic. Porque, a veces, no es tanto lo que se anda, lo que se habla, como lo que se siente al estar presente. Con Pétula Yeyé es bonito compartir. No hace falta hablar más allá, es tanto lo que expresa con su cuerpecito, con sus palabras y tono, es tanto el amor que desprende sin darse cuenta que ya la entendía así. Gracias por una parada de autobús como esta, parecía expresamente pero sé que ha sido magia. ^—^! Read More

 

Canción para/de Pétula Yeyé:

 

 

ago
6

Author:

3 Comments

In the mood of

03df21fc9bb7ba6cebcffae55476c038
Hace unas semanas reapareció un antiguo amor y fue muy extraño. Hacía más de siete años que no nos veíamos. Durante este tiempo él ha tenido una hija y vivió muchas aventuras que me estuvo contando con la energía de un mamut. Viajes increíbles, algunas cosas no tan geniales. Al final, contenta de saber que sigue bien, tan vivaz, le pregunté por qué quería verme y me dijo que se acordaba mucho de mí aunque no hubiésemos hablado en todo este tiempo. Acaba de separarse de su último amor y lo veía como con ganas de volver a empezar, de cambiar cosas del pasado tal vez. Me dijo cosas bonitas y entendí que, en realidad, no me estaba hablando directamente a mí sino a quién él fue, a quiénes fuimos, a su pasado. Hace más de siete años, pensé de nuevo. Recordamos algún anécdota cuyos detalles eran distintos para ambos y brindamos por ello. Al despedirnos me propuso quedar de nuevo, me quedé en blanco. Sería tan sencillo, pensé. Pero decliné esa opción. ¿Por qué?, me pregunto estos días mientras coso. Supongo que porque ya tengo mi vida, porque no me sentí identificada con la chica a la que parecía hablarle con tanta ilusión, porque aunque sí creo que la vida es en forma de espiral nosotros no brillamos lo suficiente, o al menos yo no lo recuerdo así. Y porque ahora estoy bien, más tranquila, y no quiero que esto se rompa aunque sé que se romperá igualmente, porque ninguna etapa es eterna. Y porque, pase lo que pase, prefiero el presente… Aunque me siga sintiendo sola, aunque en el amor nunca me haya ido de cuento. Prefiero no volver al pasado, aunque el Mamut sea ahora un gran hombre. ^–*_No se lo conté a nadie hasta ahora.
Read More

 

Banda sonora del día:

 

 

ago
2

Author:

1 Comment

A Handy Tip for the Easily Distracted


¿Os podéis creer que ayer, después del post que publiqué, me dio como una sensación de que agosto iba a ser demasiado corto? ¡Y eso que tiene 31 días, y eso que me quedo sola en la ciudad! Pero, fue el pasado mes de marzo cuando me di de tiempo hasta septiembre y he acabado disfrutando tanto de vivir en el bosque encantado que ahora vuelvo como a la realidad. Porque me propuse compartirlo a finales de verano, principios de otoño, y ya queda tan poco que he sentido nostalgia. Esta es mi última semana determinando patrones, cosiendo, acariciando modelos, ‘las crialturas’ que me gusta decir hacia mis adentros. Y ahora es como… 2 de agosto y aunque queden más de 30 días es como que todo lo que he creado, todo lo que he aprendido, va a volar, va a tomar nuevos significados. Miedo no es la sensación, es más bien misterio, intriga, y… melancolía. Supongo que mis creaciones tienen algunos de estos factores también. Bueno, melancólica siempre he sido. Hoy, empezando a analizar tipografías para rediseñar el logo me he dado cuenta de ello de manera redundante, hasta en el tracking. Lo más difícil, por contradictorio que suene, creo que va a ser en esta etapa marcarme mejor las pausas. Sí, esto me recuerda que ya que tengo este objetivo, aunque sea muy deseado, como es tan grande para mí debo respetarlo mucho y con pausas . Por ejemplo, ahora llevo como media hora intentando hacer una pausa y me cuesta mogollón relajarme. Es que estoy tan ilusionada que me duele el cuerpo de la tensión, una tensión justificada, y es que estoy tomando mogollón de decisiones creativas sola y me cuesta parar y validarlas sin volver a darle vueltas y otra vez decir que sí o que no. Pero tengo que validarlas, cuidarlas, tirar, darme la oportunidad de mejorarlas en el futuro si me equivoco en algunas cosas, y es como… ¡Ay, necesito desconectar un momento para seguir! ^—^_Por eso, me he decidido a escribir esta lista entorno a las pausas menos bucólicas pero que sean reales Read More

 

8 Pausas que sí podría vivir aunque sean muy normales…

1) Una pausa hámster -> Salir, da igual como esté, y dar tres, cuatro, vueltas a la manzana. Aunque no me apetezca. Salir con mi perro imaginario, que Obi está más de vacaciones ahora que nadie.
 
2) Una pausa amiguil -> Quedar con una amiga, ya sólo me quedan dos este agosto en la ciudad (y una se marcha el día 9), y hablar de todo menos del bosque encantado.
 
3) Pausa de sabor -> Una pausa en la que aproveche para tomar algo que agudice el sentido del gusto. Con caramelos de menta, polos hiper-congelados, cacahuetes con miel y azúcar. Algo que me devuelva el gusto desde otra perspectiva.
 
4) Pausa en Twitter -> Entrar, leer los últimos 20 tweets, pensar en cuál me ha sorprendido más, intentar pensar un poco en ello, aunque sea tonti, y hasta interactuar.
 
5) Pausa jardinil -> (esta me encanta) Dedicar un tiempo a las plantas, mirarlas, acercarme a ellas, tocar su tierra, vaporizar las que lo adoren, quitar alguna hoja seca propia del verano.
 
6) Pausa familiar -> Toda mi familia está fuera este agosto pero puedo comunicarme con ellos vía móvil, llamar a alguien de la familia para ver qué tal está, charlar un rato. Suele ser agradable.
 
7) Pausa de ducha -> Agosto es perfecto si te quieres duchar más de una o dos veces y suele ser relajante. En la ducha intentar sentir el agua, aunque sea jugando con su temperatura.

 

(que conste que intento no poner pausas creativas (de cine, música, series, docus, podcasts) porque no me ayudan a desconectar a nivel de relajación ya que lo que hago supone ya de creatividad y además ya forman parte del propio proceso cuando curro)

 

8) Pausa ‘dolce far niente’ -> Estirarme un rato en el sofá e intentar focalizar mi atención en el cuerpo y en lo blandito que se está o si no funciona pues mirar hacia la ventana. Si eso… Ya me pongo una alarma para no preocuparme por el tiempo, media hora o así. O sentarme en el balcón y contemplar el cielo o le que haya o lo que sienta o lo que aparezca aunque no aparezca nada en especial pero sea especial.

 

*Lo sé, debería ir al gimnasio y disfrutar de cocinar pero no me sale todavía.

 

Pink Floyd – Brain Damage.mp3

 

Erótico

20 cosas que sí, ahora

Miércoles, marzo 30, 2016

Hoy, como si tuviera 16 años o así, aunque perdí la virginidad a los 18, he buscado en Google posts sobre el placer masculino extremo. Eran posts tan…

Read More

dada

Autorretratos de plomo

Jueves, febrero 11, 2016

Lo que más me fascina del cuento del ‘Soldadito de Plomo’, desde pequeña, es la crueldad con la que se define el amor romántico por excelencia. Ese amor…

Read More